Formación Activa Profesional | EL CALOR Y LA DESHIDRATACIÓN EN PERROS

EL CALOR Y LA DESHIDRATACIÓN EN PERROS

13 Jun EL CALOR Y LA DESHIDRATACIÓN EN PERROS

Con las altas temperaturas en aumento, durante estos días, conviene tomar precauciones, para evitar episodios de deshidratación en nuestras mascotas.

Entre las principales recomendaciones tenemos:

No salir a jugar en las horas donde el sol es más fuerte, dejad los juegos o bien para las primeras horas de la mañana o para el final de la tarde noche, de esa forma nuestra peludo tendrá su ración de juego, y no habrá riesgo para su salud.

Mantenerle agua a disposición y siempre fresca, para que beba ad’livitum.

Si al salir al parque no presenta disposición para jugar, NO lo forcéis, es probable que el calor le esté afectando de forma que no lo notamos, por el contrario, ofrezcámosle agua,  o incluso fruta  (de la permitida) fresca.

Estad atentos a los primeros síntomas de un golpe de calor, para que actuéis de inmediato.

NUNCA, y digo bien NUNCA dejéis a vuestro perro dentro del coche con las ventanillas cerradas, y mucho menos al sol,  ni porque sean 5 minutos, es tiempo suficiente para que nuestro perro sufra un golpe de calor que podría costarle la vida.

Si aún tomando todas estas precauciones, nuestra mascota comienza a presentar síntomas de deshidratación,  entonces lo primero es recurrir a los sueros caseros. Éstos son muy fáciles de preparar y bastante efectivos para restaurar el nivel electrolítico en el animal.

Existen en el mercado, sales de rehidratación oral, conocidas popularmente como “suero oral”, y podemos comprarla en cualquier farmacia, pero si por cualquier motivo, no es posible localizar una farmacia para adquirirlo, no os preocupéis, existe una receta casera que cumple con la misma finalidad.

A continuación os voy explicar como hacerla:

Ingredientes:

  • Un litro de agua mineral
  • Una cucharadita rasa de sal (de las de café)
  • Tres cucharadas soperas  rasas de azúcar (hay quienes prefieren azúcar morena, porque está menos procesada y posee algunos micro elementos que le favorecen).
  • Media cucharadita pequeña (de las de café) rasa de Bicarbonato de Sodio
  • El zumo de medio limón.

Preparación:

Hervimos el agua y, aun caliente,  la vertemos en un recipiente o botella que soporte la temperatura, añadimos el resto de ingredientes, teniendo cuidado que el bicarbonato y el limón pueden causar una ligera reacción, no os asustéis, es normal.

Mezclamos todo muy bien  en el agua caliente, y dejamos enfriar.

Este suero deberá írsele suministrando al perro de forma continuada, a ser posible que se lo tome todo, pero de no hacerlo, el suero sobrante hay que desecharlo, ya que esta mezcla solo tiene una duración de 24 horas.

Si los síntomas de deshidratación no ceden ante el suministro de este suero oral,  o el animal se rehusa a beberlo, entonces deberéis acudir a vuestro veterinario quien deberá suministrarle suero inyectable, hasta rehidratar al animal.

Antes de despedirme, aprovecho para recordaros que existen sanciones penales por dejar a nuestras mascotas encerradas en el coche sin las debidas precauciones, y en épocas de calor se agravan las sanciones.

Evelyn hernández

 

 

Guardar