Formación Activa Profesional | HIGIENE DE MANOS: IMPORTANCIA Y CUMPLIMIENTO

HIGIENE DE MANOS: IMPORTANCIA Y CUMPLIMIENTO

16 Oct HIGIENE DE MANOS: IMPORTANCIA Y CUMPLIMIENTO

La importancia de la higiene de manos para evitar las complicaciones infecciosas en los pacientes durante la atención sanitaria. Es en el último tercio del siglo xx cuando distintas asociaciones, principalmente americanas, publicaron guías sobre el lavado de manos en el ámbito de la salud.

Se ha producido así un importante auge de la preocupación de las instituciones sanitarias por la seguridad de los pacientes. Este compromiso mundial por la seguridad de los pacientes tiene como primer objetivo abordar el problema de las infecciones asociadas a la atención sanitaria. Existen numerosos estudios publicados que evidencian una relación temporal entre la mejora de las prácticas de higiene de manos y la reducción de los índices de transmisión cruzada e infecciones

A pesar de estas evidencias, el cumplimiento de la higiene de manos adecuada en tiempo, ocasiones y técnica es bajo, y diversos estudios han hallado cifras que oscilan entre el 15-50% de las ocasiones en las cuales se debe realizar.

Algunos de los factores4 implicados en una falta de adherencia a las guías de higiene de manos son:

  • Los observados en los estudios epidemiológicos, los cuales están relacionados con la categoría profesional (personal de Enfermería mejor que médico), el trabajo en determinadas áreas y servicios (peor en áreas de urgencias), el déficit de personal y/o presión asistencial, el uso de batas y/o guantes.
  • Y los factores que los trabajadores comunican más frecuentemente como son las irritaciones dermatológicas que producen los productos, ausencia de lavabos, falta de jabón, toallas o cremas hidratantes, tiempo insuficiente, falta de formación y educación, escepticismo sobre el valor de la higiene de manos o la falta de información científica del impacto definitivo de la higiene de manos en la producción de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria.

Además, se ha visto que una única intervención (por ejemplo, educativa o formativa) no logra aumentar de forma sustantiva esta adherencia. Por lo cual, las últimas iniciativas desarrolladas para aumentarla por parte de la Organización Mundial de la Salud consiste en una estrategia multimodal con los siguientes componentes:

  • Garantizar la infraestructura necesaria para practicar la higiene de manos, es decir, el acceso a un suministro de agua continuo, jabón y toallas y preparado de solución alcohólica en el punto de atención (donde contactan el profesional, el paciente y su entorno).
  • Formación y aprendizaje: proporcionar formación con regularidad a todos los profesionales sanitarios sobre la importancia de la higiene de las manos, basada en el modelo de «Los 5 momentos para la higiene de las manos», y los procedimientos adecuados para la fricción de manos y el lavado de manos.
  • Evaluación y retroalimentación: hacer una revisión de las prácticas e infraestructuras de la higiene de manos, además de los conocimientos y percepciones de los profesionales sanitarios, y proporcionar información de retorno de los resultados a los propios profesionales.
  • Recordatorios en el lugar de trabajo: señalar y recordar a los profesionales sanitarios la importancia de la higiene de las manos y las indicaciones y procedimientos adecuados para llevarla a cabo.
  • Clima institucional de seguridad: crear un entorno y unas percepciones que propicien la sensibilización sobre las cuestiones de seguridad del paciente y garantizar al mismo tiempo que la mejora de la higiene de las manos se considere una gran prioridad a todos los niveles. Mediante la participación activa a escala institucional e individual, la toma de conciencia de la capacidad individual e institucional de mejorar y cambiar y la asociación con pacientes y las asociaciones de pacientes.

Dentro de la evaluación y monitorización del cumplimiento de la higiene de manos se proponen distintas herramientas:

  • Cuestionarios de conocimientos y percepción sobre higiene de manos para los trabajadores.
  • Cuestionarios de percepción para los directivos y cargos intermedios.
  • Estudio del consumo de soluciones hidroalcohólicas y jabón.
  • Estudios de observación directa de los 5 momentos de la higiene de manos.

La observación directa de los profesionales sanitarios durante la actividad de atención a los pacientes por observadores entrenados es reconocida como la herramienta clave para la monitorización de la higiene de manos. Permite evaluar el grado de cumplimiento de la higiene de manos por los profesionales sanitarios así como la técnica empleada.

Una de sus grandes ventajas es que permite la interacción del observador y observado, además de proporcionar una herramienta fácil de usar y muy robusta para la educación, vigilancia, retroalimentación y promoción.

Como desventajas debemos resaltar que se trata de un procedimiento exigente, y costoso, pues requiere mucho entrenamiento, formación, habilidades y experiencia.

Los estudios publicados sugieren que esa participación del paciente en los programas puede incrementar la cumplimentación de la higiene de manos por los profesionales.. En general, la tendencia a comprometer a los pacientes en su seguridad está aumentando y muchas organizaciones e instituciones han publicado folletos para instruir a los pacientes en cómo prevenir los eventos adversos para su seguridad mediante comportamientos y comunicación apropiada.

Por otro lado, el paciente y los cuidadores también pueden ser transmisores de patógenos contaminando el entorno, diseminando microorganismo otros pacientes, contaminado por contacto a los profesionales sanitarios. Por ello, tanto los pacientes como sus cuidadores deben practicar una adecuada higiene de manos, y eso solo se consigue con una adecuada instrucción por parte de sanitarios que a su vez están bien instruidos y concienciados.