SONDAJE VESICAL | Formación Activa Profesional

SONDAJE VESICAL

26 Abr SONDAJE VESICAL

El objetivo del protocolo es realizar la técnica, mantenimiento y retirada de la sonda vesical, en las mejores condiciones para disminuir al máximo el riesgo de Infección del Tracto Urinario (I.T.U) asociada a cateterización vesical, teniendo en cuenta que LA MEDIDA MÁS EFICAZ PARA PREVENIR LAS I.T.U. ES EVITAR EL SONDAJE.
Este protocolo afecta a médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería del Hospital. El protocolo será difundido a través de Medicina Preventiva y Mandos Intermedios.

DEFINICIÓN

Inserción de un catéter en el meato urinario con fines diagnósticos y/o terapéuticos.

CONSIDERACIONES PREVIAS

-Sondar sólo cuando sea estrictamente necesario
-Valorar la utilización de métodos alternativos.
-Descartar posibles alergias del paciente.
-Respetar las normas de asepsia en la inserción y mantenimiento.
-Revisar diariamente la indicación de sondaje.
-Mantener la integridad del circuito cerrado.
-Retirar la sonda lo antes posible.
INFORMACIÓN:Es importante que el paciente sea informado previamente de todos los procedimientos y de la importancia de su colaboración así como de la posición más adecuada. Así mismo el paciente y sus familiares serán informados de aquellas precauciones a seguir mientras sea portador de sonda vesical. Es necesario incidir en una buena hidratación.
MATERIAL NECESARIO:
  • Sonda: elegir la de menos calibre posible
  • Bolsa colectora con sistema de circuito cerrado
  • Antiséptico Clorhexidina acuosa 0,5% (monodosis)
  • Lubricante urológico estéril en formato monodosis
  • Agua bidestilada
  • Jeringa 10 ml
  • Gasas estériles
  • Paños estériles
  • Guantes estériles
  • Guantes no estériles: látex o nitrilo de exploración
  • Soporte de bolsa
  • Solución hidroalcohólica para higiene de manos
 TÉCNICA DE INSERCIÓN:
· Se realiza entre dos personas
· LAVADO DE MANOS CON SOLUCIÓN HIDROALCOHOLICA
· USO DE GUANTES: no estériles en la limpieza y antisepsia del
meato urinario
· Lavado de genitales y desinfección de los mismos: Limpiar con
agua y jabón la zona periuretral y aclarar. Aplicar Clorhexidina
acuosa 0,5% monodosis.
· Conectar la sonda a la bolsa antes de la inserción
· Lubricar la punta de la sonda
· USO DE GUANTES ESTÉRILES EN LA INSERCIÓN DE LA
SONDA
INSERCIÓN DE LA SONDA:
  •    EN MUJERES: Colocar en decúbito supino con las rodillas flexionadas en rotación externa, separa los labios e introducir suavemente la sonda hasta que salga orina.
  •    EN HOMBRES: Colocar en decúbito supino con las piernas separadas, retirar el prepucio y colocar el pene en posición vertical, introducir la sonda lentamente, sin forzar la maniobra hasta notar cierta resistencia a la progresión de la misma, colocar el pene en posición horizontal y seguir introduciendo suavemente la sonda hasta que salga orina. Recolocar prepucio.

  1. Introducir 10-12 ml de agua bidestilada para llenar el globo de la sonda.
  2. Fijación de la bolsa en la pierna del paciente si fuera necesaria, cambiar regularmente el punto de fijación para evitar erosiones.
  3. Situar la bolsa en el soporte, por debajo del nivel de la vejiga.
  4. LAVADO DE MANOS tras la retirada de los guantes CON SOLUCIÓN HIDROALCOHOLICA.
  5. Anotar en HOJA DE CUIDADOS la fecha de inserción de la sonda, tipo, calibre e incidencias del sondaje.


MANTENIMIENTO DEL SONDAJE

       LAVADO HIGIÉNICO DE MANOS. Uso de guantes no estériles Limpiar la zona de inserción con agua y jabón, aclara y secar, diariamente y siempre que sea necesario.
       Mover suavemente la sonda en sentido rotatorio para evita adherencias.
       Asegurar que el tubo y la bolsa de drenaje no sobreasen el nivel de la vejiga y la bolsa esté en su soporte sin que roce el suelo.
       Evitar la formación de acodaduras y reflujos. En los casos en que sea imprescindible elevar la bolsa por encima del nivel de la vejiga, pinzar la sonda evitando el trayecto del balón.
       Evitar desconexiones.
       Vaciar la bolsa colectora a demanda y asegurar que el dispositivo de vaciado no roce zonas contaminadas colocándolo en la ranura destinada a ello.
       Tras cualquier manipulación: Retirada de guantes y LAVADO DE MANOS.
RETIRADA Y CAMBIO

       No se recomienda cambiar la sonda rutinariamente.
       El cambio está indicado en caso de malfunción (presencia de cálculos, residuos, obstrucción…) y desconexión accidental.
       Valorar individualmente el cambio en casos de candiduria o infección.
       Siempre que se cambie la sonda vesical se debe cambiar la bolsa colectora.
       Cuestionar diariamente la indicación de sondaje y su retirada.
       Retirar la sonda lo antes posible.
       No está demostrada la eficacia de los pinzamientos intermitentes previos a la retirada de la sonda.
       Desinflar el balón inmediatamente antes de la retirada.
       Si existe dificultad no forzar la salida.
       Antes y después de la retirada de la sonda LAVADO DE MANOS CON SOLUCIÓN HIDROALCOHÓLICA.