Formación Activa Profesional
5 pasos para ser un estudiante organizado
Formacion Profesional Educacion Canina

A veces cuesta ser organizado a la hora de estudiar. Una mala organización puede hacer que perdamos los nervios y que la situación nos termine superando. Sin embargo, ser un estudiante organizado es más sencillo de lo que crees. Te proponemos 5 sencillos pasos que, aplicados a tu rutina habitual de estudio, pueden ayudarte a ser el estudiante organizado que siempre has querido ser.


1. La agenda es tu aliada

Ten tu agenda siempre a mano, y ve apuntando las tareas que te quedan por completar. ¡Pero no solo eso! Apuntar también las actividades de ocio que vas a realizar cada día, te ayudará mucho a saber de qué tiempo dispones para preparar tus exámenes. Intenta, eso sí, tener tu agenda siempre bien organizada y estructurada. Separa por colores, según categorías, apunta cada cosa por horarios, etc.





2. Divide y vencerás

Los objetivos que queremos conseguir a veces parecen muy grandes, y puede que nos agobien. Por eso, es importante dividir los objetivos en pequeñas tareas, que debemos ir completando antes de pasar a la siguiente. Así, dividimos algo complejo en pequeños pasos, y siempre serás consciente del avance que vas realizando.


3. La clave está en el planning

Apunta todas las fechas (exámenes, entregas de trabajos, etc.), y calcula cuánto tiempo tienes para prepararte para cada cosa. Así, tendrás siempre claro qué tareas tienen prioridad en cada momento. Es muy útil tener un planning semanal y mensual, para que puedas ver de un vistazo qué tienes que hacer en los próximos días. ¡Y no olvides dejar tiempo para el ocio!





4. Sistema de archivos

Organiza bien todos tus archivos. Si trabajas con papel, organiza tus apuntes en un archivador, separado por asignaturas. Si eres más bien digital, separa todo por carpetas, de forma jerárquica, para tener siempre claro dónde encontrar cada cosa.


5. Enfréntate a la desmotivación

La desmotivación es algo que no podemos controlar, sino que llega sin más. Para hacerle frente, es muy útil ser estricto con uno mismo y establecer una rutina de estudio. Cuando tengamos muy interiorizada esta rutina, cuando llegue la desmotivación será más fácil no dejar de lado el estudio, porque formará parte de nuestro día a día.





© 2023 Formación Activa Profesional