Formación Activa Profesional

Los 6 roles de la Enferméria
Cuidar a mi perro mayor
 

Desde pequeña, Hildegard Peplau, nacida en Pensilvania en 1909, sabía que quería hacer algo grande. Su sueño siempre fue convertirse en enfermera, y lo cumplió con creces, ya que terminó siendo una gran referente de la profesión, sobre todo en el campo de la psiquiatría, en el que se especializó.

En esta especialidad, aparte de muchos otros logros, Hildegard introdujo el Modelo de los 6 roles, el cual ha servido siempre de ejemplo a la hora de tratar con pacientes psiquiátricos. Pero ¿cuáles son esos roles?


Rol de extraña:

En el primer encuentro enfermera-paciente, cuando esta es todavía una desconocida, la enfermera debe mostrarse especialmente amable y respetuosa, ya que aún no se ha establecido un clima de confianza con el enfermo, y puede resultar una situación incómoda para él o ella.


Rol de recurso:

La enfermera sirve de recurso indispensable para el paciente, ya que es la que le va informando sobre su estado de salud. En este aspecto, debe procurar siempre transmitirle esta información de forma clara y sencilla, y siempre adaptándose a las necesidades del paciente.


Rol de docente:

La profesional adopta un papel de docencia muy importante, a la hora de enseñar al interno pautas a seguir en relación a su patología. Deberá adecuar su lenguaje, como en el punto anterior, para transmitirle estas pautas de forma comprensible.


Rol de consejera:

Uno de los papeles más importantes que adopta la enfermera es el de consejera. En el campo de la psiquiatría, es fundamental orientar a los pacientes y ayudarles a entender qué les está pasando.


Rol de sustituta:

Debemos comprender que el paciente echa en falta a personas importantes para él, que no pueden acompañarle. En este aspecto, la enfermera cumple un rol de sustituta de estas personas. Se convierte, así, en una figura de referencia, y en una persona fundamental para el día a día del paciente.


Rol de líder:

La enfermera debe adoptar un papel de liderazgo. Esto va a ser clave para que el paciente vaya alcanzando los objetivos que le ayudarán a recuperarse de su patología.


Sin duda, Hildegard cumplió su objetivo de hacer algo grande. Aún a día de hoy, su influencia dentro de la enfermería es notable, sobre todo en la especialidad de psiquiatría. ¡Le debemos mucho!





© 2023 Formación Activa Profesional